jueves, 12 de diciembre de 2013

El Poder del Hands-on Learning

Resulta innegable que vivimos momentos profesionales convulsos propiciados por una realidad confusa y en constante cambio que nos exige adquirir cada vez más competencias profesionales en menos tiempo, una sociedad marcada por la competitividad y la máxima exigencia. Debido a ello recobra valor el aprendizaje autónomo y permanente, las habilidades relacionadas con la resolución de problemas, la capacidad para la toma de decisiones o la proactividad.

Para lograr la adquisición de estas competencias, recobra vital importancia el proceso de enseñzana-aprendizaje y entran en juego teorías pedagógicas que ponen de especial relevancia el aprendizaje práctico o experimental, también conocido como "Hands-on Learning", un paradigma que promueve el cambio de las antiguas estructuras de la enseñanza por nuevas tendencias centradas en el aprendizaje del alumno, invitando al docente a transformarse y a centrar su preocupación en apoyar y facilitar su proceso de aprendizaje.

El aprendizaje experimental o "hands-on learning" enmarcado dentro del campo del aprendizaje activo, se apoya en despertar el interés del alumno para descubrir por sí mismo los procesos y los  principios de funcionamiento de los sistemas a través de la propia experimentación y la exploración, consolidándose como una herramienta muy útil para la formación en el trabajo, donde es importante adquirir conocimientos y eficacia práctica.

hands_on_learning

Como docente creo que es tiempo de cambio, de abrir nuestras mentes a la transformación, de arrigesgar y enriquecernos con nuevas experiencias docentes, apoyar en nuestras aulas nuevos estilos de aprendizaje, plantear nuevas estrategias de enseñanza, darle valor a la inteligencia emocional y aprender a evaluar el proceso de aprendizaje desde una visión más holística.


El aprendizaje experimental o "hands-on learning" supone aprender haciendo, promueve una construcción profunda del conocimiento no sólo en el alumno sino también en el propio docente, conlleva una mayor comprensión, haciéndonos más eficientes y eficaces a la hora de poner en práctica las competencias adquiridas. 
Apoyar el proceso de aprendizaje en la práctica y la experiencia incrementa las expectativas de logro y aumenta la confianza en las habilidades individuales, ayuda a que cada persona vaya integrando los conocimientos adquiridos con las experiencias puestas en práctica, facilitando mayor cantidad de conocimiento, más profunda y duradera a mayor plazo. Al mismo tiempo aumenta la motivación, mejora el uso de nuevas estrategias de aprendizaje y hace que el alumno se sienta más protagonista en la elaboración de nuevos conocimientos.

Partícipes del fuerte ímpetu por el cambio que nos rodea en todos los ámbitos de nuestra vida y que de una u otra forma nos acaba influyendo, se va transformando nuestra realidad y se va configurando una sociedad dominada por una evidente tendencia a la expansión humana, marcada por  un acerelado e imparable progreso informático y una clara tendencia tecnológica en favor de la reducción de espacio y tiempo.
Y como parte activa en este proceso de cambio y transformación, la educación ha de consolidarse como un proceso permanente a favor del desarrollo del ser humano y para ello debemos apoyarnos en:
  •  la innovación, como una actitud de búsqueda de mejora continua,
  • el aprendizaje continuo, que perdura a lo largo de toda la vida ayudándonos a adaptarnos al cambio,
  • la adaptación permanente que nos ayuda a superar situaciones y los sucesos vividos.
Cada uno de nosotros somos parte implicada en el proceso de enseñanza-aprendizaje que sacará a la luz el potencial y las capacidades que cada uno tenemos dentro, de nosotros depende desarrollarlas y aprovecharlas para nuestro porvenir, permitiéndonos evolucionar y adaptarnos a los nuevos tiempos. Apoyados en la comunicación y fomentando la interacción, valorando el diálogo y la transmisión de información, las experiencias vividas, nuestras emociones y los conocimientos adquiridos nos ayudarán a superar las dificultades que se nos presenten y nos irán aportando las capacidades y competencias necesarias para crecer personal y profesionalmente.

Considero que como docentes-facilitadores del aprendizaje, debemos tener en cuenta que todas las condiciones que nos rodean e influyen deben ser utilizadas en favor del aprendizaje, debemos reflexionar, planificar y evaluar las necesidades de nuestros alumnos, conocer cuál es su estilo de aprendizaje y cuál es el nuestro, y , contemplando la totalidad de los factores implicados, ser capaces de encontrar las condiciones idóneas que favorezcan el proceso de aprendizaje y despertando su interés para aprender por ellos mismos.

"Aprender significa lograr una conducta que modifica una anterior,
 es ir avanzando en un proceso continuo de conocimiento,
desde la comprensión hasta la aplicación.
El aprendizaje es un cambio relativamente permanente 
del comportamiento debido a la experiencia pasada."
Cora Amorín González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...